Presentación | iluminadoprieto
754
page-template,page-template-full_width,page-template-full_width-php,page,page-id-754,multiple-domain-iprietoabogado-es,bridge-core-1.0.5,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-18.1,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.2,vc_responsive

Presentación:

Soy Iluminado Prieto Curto, y desde el año 1989 tengo despacho en Salamanca, desde donde trabajo en toda España.

Antes de iniciarme en esta actividad, realicé estudios sobre temas fiscales en la Escuela de Economía de Madrid, y obtuve formación económica en el Banco de España.

He centrado mi actividad en la pequeña y mediana empresa, y he trabajado para aquellas personas que, sin ser empresarios o autónomos, he podido serles útil en las ramas del Derecho en las que tengo competencia técnica.

Pertenezco desde el año 1991 a la Asociación Española de Asesores Fiscales (AEDAF), entidad que ofrece formación continua de alto nivel a sus asociados, en la que participo, en garantía de calidad técnica para mis clientes.

En los años 1992/93, cursé un Máster de Administración de Empresas en la Madrid Business School con título de la Universidad de Houston (EEUU). Esta formación me aportó una visión transversal y completa de la estructura de la empresa y me permitió ahondar en la comprensión de los problemas reales, presentes y futuros, de los empresarios y de los trabajadores.

En mi juventud fui profesor de la Escuela de Graduados Sociales en Salamanca; en colaboración con entidades públicas de Salamanca, cree, y durante cinco ediciones dirigí el “Curso de Dirección y Gerencia Empresarial de Residencias para Mayores.”

La divulgación del Derecho ha sido frecuente en medios de comunicación social de Salamanca, donde he colaborado en prensa, radio y televisión. Soy autor de dos ensayos publicados por LEX Nova ………En la actualidad escribo semanalmente en Castilla y León en los digitales “Tribuna” el Blog “De frente y por Derecho”, artículos que se replican en el digital “Law&Trends”, y colaboro con el periódico digital “Economist&Jurist”, en cuya revista en papel se han publicado varios artículos de los que soy coautor con un colega.

La práctica judicial me llevó al Tribunal Europeo de Derechos Humanos donde conseguí se diera la razón a mi cliente en la STEDH Caso C.C.C. v. España (nº ) de 9 de octubre de 2009. Fueron seis años y medio, pero esta profesión me ha enseñado el arte de la paciencia.

Europeísta convencido, en mis escritos profesionales alego, cuando corresponde, el Convenio Europeo de Derechos Humanos y la doctrina del Tribunal Europeo de Derechos Humanos y, el Derecho de la Unión Europea y la doctrina del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, aplicables al caso.

«¿Y qué pasó conmigo durante esas semanas? Ahora, a través de la distancia del tiempo transcurrido, podría decir que juré venganza. Pero ¿venganza contra quién? ¿Contra el destino? ¿Contra la gente? Son palabras necias. Al niño lo trataron los mejores médicos de la ciudad, como podrás imaginar. Ya sabes lo que se dice en estos casos, que “se hizo todo lo que era humanamente posible”. Pero eso sólo son palabras. Para empezar, no se hizo todo lo humanamente posible. La gente tenía otras muchas preocupaciones durante los días en que el niño estuvo agonizando, y el más insignificante de sus problemas era más importante que salvar la vida de mi hijo. Esto por supuesto, aún no he podido perdonarlo. Pero también jure venganza de otro modo, no con la razón sino con los sentimientos. Me consumían las llamas heladas y salvajes de una extraña apatía y un desprecio feroz. No es cierto que el sufrimiento nos purifique y nos haga mejores, más sabios y comprensivos. Nos vuelve demasiado lúcidos, fríos e indiferentes. Cuando, por primera vez en la vida, comprendes de verdad lo que es el destino, adquieres una especie de serenidad, te sientes aliviado y terriblemente sólo en el mundo»